¿Quieres ser inspirado? Lea estos versículos de la Biblia sobre orar unos por otros

Difunde el amor

Uno de los aspectos más esenciales del cristianismo es la creencia en la oración. La oración es una forma de hablar con Dios y también es una forma de conectarse con otros creyentes.

Creyente viral es compatible con el lector. Es posible que ganemos una pequeña tarifa de los productos que recomendamos sin cargo para usted. obtenga Más información

La Biblia está llena de versículos sobre la oración, y una de las cosas más importantes que pueden hacer los cristianos es orar unos por otros. La oración es una herramienta poderosa que podemos usar para conectarnos con Dios, y también es una forma de construir relaciones con otros cristianos. Estos son solo algunos de los versículos de la Biblia que hablan de orar unos por otros.

¿Quieres ser inspirado? Lea estos versículos de la Biblia sobre orar unos por otros

Versículos de la Biblia sobre orar unos por otros

Confiese sus ofensas unos a otros y ore los unos por los otros para que sean sanados. La oración ferviente y eficaz del justo es de mucho provecho.

Santiago 5: 16

Confesaos vuestras ofensas unos a otros. Esto puede parecer una instrucción extraña, pero en realidad es muy sabia. Cuando confesamos nuestros pecados unos a otros, admitimos que no somos perfectos y que necesitamos la ayuda de los demás. También podemos orar unos por otros, lo cual es una forma poderosa de conectarnos con Dios. La oración eficaz y ferviente de un hombre justo vale mucho, ¡así que unámonos y oremos unos por otros!

Por eso también nosotros, desde el día que lo oímos, no cesamos de orar por vosotros, y de pedir que seáis llenos del conocimiento de su voluntad en toda sabiduría e inteligencia espiritual; 10 para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo, siendo fructíferos en toda buena obra y creciendo en el conocimiento de Dios; 11 fortalecidos con todo poder, conforme a la potencia de su gloria, para toda paciencia y longanimidad con gozo; 12 dando gracias al Padre que nos hizo aptos para ser partícipes de la herencia de los santos en la luz.

Colosenses 1: 9-12

Una de las principales cosas que la Biblia nos dice que hagamos es orar unos por otros. Hay muchas razones por las que deberíamos hacer esto.

Primero, cuando oramos por otra persona, muestra que la amamos. Jesús dijo que si lo amamos, obedeceremos sus mandamientos (Juan 14:15).

Segundo, la oración cambia las cosas. Puede cambiar el corazón de la persona por la que se está orando, y también puede cambiar las circunstancias.

Tercero, cuando oramos por otra persona, nos asociamos con Dios en su vida. Le pedimos que los ayude y obre a través de nosotros para hacer Su voluntad en sus vidas.

Finalmente, la oración es poderosa. Puede lograr cosas que nunca podríamos por nuestra cuenta. Cuando unimos nuestras oraciones con las de otros creyentes, se vuelven aún más poderosas.

Ahora pues, tomad siete toros y siete carneros, id a mi siervo Job, y ofreced por vosotros holocausto; y mi siervo Job orará por ti. Porque lo aceptaré, para que no os trate según vuestra necedad; porque no has hablado de mí lo recto, como lo ha hecho mi siervo Job.

42 de empleo: 8

Este pasa a ser uno de mis pasajes favoritos en Job. Los amigos tuvieron que admitir que dieron malos consejos. Job tuvo que superar su dolor por todas las cosas crueles que sus amigos dijeron sobre él y orar por ellos de todos modos. Y al final, este caso provocó la curación de Job.

Además, en cuanto a mí, lejos sea de mí que peque contra el Señor cesando de rogar por vosotros; pero yo os enseñaré el camino bueno y recto.

1 Samuel 12: 23

La oración es una herramienta poderosa que podemos usar para edificarnos unos a otros y fortalecer nuestras relaciones con los demás. Cuando oramos unos por otros, le estamos pidiendo a Dios que los bendiga y los guíe en la dirección que sea mejor para ellos.

Nunca debemos dejar de orar los unos por los otros, incluso si no estamos de acuerdo con ellos o no nos llevamos bien con ellos. La oración es una forma de mostrar que nos preocupamos por los demás y queremos lo mejor para ellos. Dios escucha nuestras oraciones y las responderá en su propio tiempo y a su manera.

Siempre debemos estar dispuestos a perdonar a los demás, tal como Dios nos ha perdonado a nosotros, y continuar orando por ellos sin importar lo que hayan hecho mal. Al orar por los demás, estamos edificando el Cuerpo de Cristo y ayudando a lograr la sanación y la reconciliación.

Sobrellevad las cargas los unos de los otros, y así cumplid la ley de Cristo.

Gálatas 6:2

Estamos llamados a llevar las cargas los unos de los otros. Esto significa orar unos por otros, apoyarse unos a otros y estar allí unos para otros. Cuando hacemos esto, cumplimos la ley de Cristo. Cristo mismo oró por sus discípulos y nos ordenó que hiciéramos lo mismo. Debemos orar por nuestros amigos, familiares e incluso extraños. No tenemos que saber por qué orar; el Espíritu Santo nos ayudará. Sólo tenemos que preguntar.

hombre de rodillas rezando

Por esta razón doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, 16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder por medio de su Espíritu en el hombre interior,

Gálatas 3: 14, 16

Doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo porque Él es quien nos bendice con toda bendición espiritual en los lugares celestiales (Efesios 1:3). Una de las formas en que Él nos bendice es orando por los demás. Vemos esto a lo largo de la Biblia, comenzando con Abraham orando por Sodoma y Gomorra (Génesis 18:23-33). Dios escucha y contesta la oración y la usa para lograr sus propósitos en el mundo.

He visto a Dios obrar de maneras asombrosas a través de la oración. Lo he visto sanar el cuerpo y el corazón de las personas, cambiar situaciones, salvar matrimonios y más. Sé que Él puede hacer lo mismo por cualquier otra persona si solo oran. También sé que Dios escucha y contesta las oraciones según Su voluntad, lo cual siempre es bueno para nosotros.

Perdona la iniquidad de este pueblo, te ruego, conforme a la grandeza de tu misericordia, así como has perdonado a este pueblo, desde Egipto hasta ahora”.

Números 14:19

Los israelitas eran un pueblo testarudo. Estaban constantemente probando a Dios y desobedeciéndolo. Sin embargo, a pesar de que eran indignos, Dios continuó mostrándoles misericordia. Envió profetas para advertirles ya Su Hijo para salvarlos. Y cuando finalmente se arrepintieron, Dios perdonó su iniquidad. Debemos orar unos por otros con la misma compasión que Dios tiene por nosotros. Puede que no seamos perfectos, pero la gracia de Dios es suficiente para todos nosotros.

Conclusión

anciana rezando con las manos cruzadas

En conclusión, la Biblia está llena de versículos sobre la importancia de orar los unos por los otros. Como cristianos, estamos llamados a orar los unos por los otros ya apoyarnos unos a otros en nuestra fe. Cuando oramos por los demás, podemos mostrarles amor y compasión, y podemos verlos acercarse a Dios.

Comprometámonos todos a orar los unos por los otros con más frecuencia, y observemos cómo Dios nos usa para cambiar el mundo para mejor.

Libros sobre la oración

profundizando tu vida de oración acércate a dios con audacia
Profundizando su vida de oración: Acérquese a Dios con audacia

Oraciones peligrosas porque seguir a Jesús nunca tuvo la intención de ser seguro.
Oraciones peligrosas: porque seguir a Jesús nunca tuvo la intención de ser seguro

ante amén el poder de una simple oración
Antes del Amén: El poder de una oración simple

Ir al Inicio